domingo, 10 de mayo de 2009

Restaurante J.K. Ming

Ubicado en la 4a avenida 12-59 zona 10, local 3 F, Plaza Fontabella. Teléfono 23671760.

Hay dos factores que no me permiten hacer una apropiada reseña de este restaurante. El primero fue que hice un "brunch" de celebración del día de la madre antes de llegar, por lo que no tenía mucho apetito. El segundo es que el lugar es sobrio, pero sin llegar a lo minimalista. Los meseros son tan delgados que parece que no les interesa la comida. La hostess, que creo que eso era la chica en vestido de quinceañera que vi cuando iba de salida, estaba para anunciar cualquier cosa, menos comida.

El lugar es agradable, sin duda, pero contrasta con el estereotipo de restaurante oriental: el que explota la condescendencia con la exageración decorativa de dragones, leones y los ubicuos dioses Fu, Lu y Shou.

Este planteamiento, sofisiticado pero poco apetitoso, me sembró un pequeño prejuicio que la comida no pudo revocar. Mi orden consistió en un Mu Shu de cerdo.

Decía el menú que eran vegetales con carne de cerdo acompañadas con crepas. Las crepas fueron un toque muy interesante, pues de la manera que estaban presentadas me sugerían más el estilo etiope que el estilo chino. El pato pequinés tiene una presentación parecida, pero con tortillas de harina.

También decía el menú que los vegetales incluían hongos shitake. Encontré que eso era más bien una broma, pues entre el repollo y retoño de soya (ambos muy bien logrados y sasonados en una salsa hoisin) había tal vez cuatro rodajas muy finas y breves de hongos.

Lo que no fue convincente del plato fue la carne. Consistente con la esbeltez de quienes lo sirven, el cerdo era de un corte demasiado magro para mi gusto, y cocido a un punto que resultó en una textura reseca y poco interesante.

De postre pedí un afogato de tapioca. Entendí que el plato incluía helado de vainilla, pero pedí que no lo pusieran, pues resultaría demasiado pesado. Cuando pedí la explicación de en qué consistía el afogato, el mesero demostró su dedicación en memorizar los ingredientes, describiéndolos a la perfección.

El afogato tenía una presentación atractiva: en una copa cónica se apreciaban capas de chocolate caliente sobre la base de tapioca fría, un contraste muy sugestivo. Sin embargo, el chocolate no se sentía de especial calidad, y al combinarse con la insípida tapioca no resultaba en la envolvente experiencia que uno espera en un postre. Tal vez fue mi culpa por haber excluido el helado de vainilla.

Había otros platos interesantes en el menú. Creo que regresaré para darle una segunda oportunidad. Total, un restaurante de comida china sin influencia de cevichería y TV de plasma es algo que merece ser explorado con detenimiento. Calificación: tres lenguas :P :P :P

11 comentarios:

  1. ufff para mi el lugar es agradable, lo malo es que el servicio es muy lento, algo que me disgustó mucho fue que en el lugar en donde estaba sentada, se miraba para la cocina, y vi los desagradables pollos o no se que era, colgados, me parecio de mal gusto, por lo que ya no disfrute mi comida. :(

    ResponderEliminar
  2. Malisima comida..La comida Asiatica es muy refinada y esto no tiene buena calidad...

    ResponderEliminar
  3. hahahaa.. esa maraa!! este restaurante es lo mejor ps!! :P es para cero melindrosos! yo comii un platillo de pulpos! bueniisimoo!! =)

    ResponderEliminar
  4. bueno ps solamente les puedo decir algo y es que todo el esfuerzo y dedicacion que muchas veces uno pone en esos platos es enorme, aveces critican sin conocer los ingredientes, si nunca has provado un plato gourmet esmejor que empieces acostrumbrar tu paladar a platos aveces escasos en sabor o platos muy fuertes donde definitivamente si no sabes apreciar lo que lleva el platillo de plano no te gustara, pero yo si les puedo decir algo, no hay mejor comida que la que fue hecha con amor y dedicacion, yo se los digo por que monte platos de jk ming y es una experiencia maravillosa el degustar platillos como esos. bye bye

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si cocina como escribe.............

      Eliminar
  5. La comida de aquí es pésima... me lleve una sorpresa desagradable pidiendo un curry, que resultó ser algun tipo de spaghetti con tomates cherry y uvas. Me desagradó bastante, a decir verdad. Parece que a Jake Denburg se le están subiendo los humos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante conocer las opiniones de los guatemaltecos. El primero que escribio quiso usar palabras como minimalista que lo unico que dice es que no sabe escribir porque minimalista es reducir a su minima esencia. Luego habla de la impresion del lugar... pero porfavor lo que es este espacio es para aportar sobre la comida no sobre otros asuntos, si quieren hablar de otros temas vayan a blogs especificos. Este lugar sin ser extraordinario, es bastante bueno, y realmente es para comer algo diferente en un ambiente distinto, querer ver si el cuadro central va con la television o si un mesero lleva pelo rubio o rizado, por favor... todo eso son tonterias.

      Hay un buen comentario a mi parecer de los aqui escritos, que dice algo como que si quieren comer comida chatarra y no saben de comida gourmet que vayan a Macdonalds, y me parecio un comentario muy oportuno, corto y claro.

      Y por ultimo al igual que los patanes que escribieron palabrotas, en el fondo les doy la razon, pero hay que tratar de no sacar lo malo.

      Eliminar
  6. coman shet todos.. ni mierda les gusta.. SI TANTO CRITICAN LO GOURMET, VAYANSE A COMER A macdonals y dejen de joder a la gente que les aguanta sus berriches!!!! pinches criticones.. TRABAJEN EN UN RESTAURANTE Y SE DARAN CUENTA DE LAS MIERDAS...

    ResponderEliminar
  7. JAJJAAJAJJA BIEN DICHO PERO QUIEN DIJO QUE EN LOS RESTAURANTES ES ALGO MUY RICO NO SI EN ESOS LUGARES ES COMO SI COMIERAN EN MERCADO CENTRAL.....JAJAJAJAJAJAJAJAJA MEJOR COMAN AGUACATES CON TORTILLAS IDIOPTAS NO REGALEN SU DINERO EN ESOS LUGARES MUERTOS DE HAMBRES.............PISADOS SEROTES CULWROS HIJOS DE PUTA..........

    ResponderEliminar
  8. Al cocinero resentido que montó en este restaurante y a estos últimos que presumen de un paladar refinado, no es en la cantidad de sabores que reside un plato exitoso, mucho menos que se vea bonito, creo que un cocinero o un crítico con madurez aprecian más la calidad que la cantidad, el balance de sabores y la exacta aplicación de la técnicas hacen un plato excelente, no agregarle 10 o más condimentos hacen que un plato sea bueno. Cómo aprendiz de cocinero creo lo más importante que he aprendido que es preferible una critica aunque aveces sea destructita a un comensal que no dice nada. Para terminar a quien no le guste este blog que no lo lea, pues solo por tener dinero y poder frecuentar estos lugares más a menudo no los hace ni refinados, ni conocedores.

    ResponderEliminar
  9. Además me estoy enterando que clonan tarjetas. Alguien que haya ido entre finales de julio y el mes de agosto del 2013 y haya tenido problema con su tarjeta de crédito o débito?

    ResponderEliminar